viernes, 10 de diciembre de 2010

Cómo se te extraña, chiquita.



Pequeña, menudita.
Flaquita, risueña.
Hermosa.


Pendeja.
Extravagantemente sencilla.
Dulce.
Eterna.


La vida te jugó una mala pasada, chiquita.


La impunidad nos roba las esperanzas día a día.


Y entre más te recuerdo, más te extraño.


Extraño el mate, que ya no tiene el mismo gusto porque no es en la plazita.
Porque no es con vos.


Y aunque en todos estos años, sólo compartimos veranos.
Algún que otro cumpleaños.
Y varias despedidas.


El que llegaras y vinieras corriendo a avisarme con las pibas.


El que bailaramos sin cansarnos por algún que otro lugar de aquella conocida avenida.
Las tardes de centro para no hacer nada.


Nada más que caminar.

A vos la vida te dió un largo camino.
Y no llegaste a recorrerlo entero, chiquita.


Pendejadas.


El after dance en la plazita, con basquet y bizcochitos.
Los amaneceres en la playa, con facturitas y esos putos mates feos. Lavados.


Las peleas de borregas, que con vos no tuve nunca.

Tal vez si con el resto, y eso nos distanció un poquitito.
Pero con vos NUNCA.
Pero muy poquitito.

Mis viajes.
Los desencuentros.

El que dos por tres yo me olvide las llaves de casa adentro.


Fue el destino tan cruel, que dictaminó tu ausencia.

Y no hay un día de mi vida en el que no me pregunte por qué te fuiste.


No me quiero imaginar el dolor de tu vieja, de tu viejo.
De tu familia.

Y lo último que hablé con tu mami, me partió tanto al punto de desgarrarme.
Te prometo llamarla, sólo que hoy no.


La ausencia.
La presencia en la memoria.


El dolor que fluye.


Y me acuerdo que me copé porque yo no conocía a nadie que se llame igual que yo.
Ariana L.

Igual que yo.


Los 15.
Si. Viajar o no viajar.
Tema de debáte.

Caminar por las rocas.
Caminar por la arena.
Caminar por Camet.
Caminar y caminar.


¿A dónde te fuiste tan rápido?


Y no quiero hacer una puta alusión política.
Yo sé quienes fueron culpables.

Hasta yo me siento culpable, por no poder hacer nada.


Impotente.
Tan impotente como vacía.


Los primeros escabios.

Mis puchitos.
Mis caprichos.
Tus risas.


Las hamburguesas de mi vieja con alguna buena peli de terror.

Esos "pijama-partys" chotos.
Tan chotos.


No por aburridos.
Todo lo contrario.

La pasábamos tan bien,
en mi casa, en lo de So.
En todos lados.


DIGO CHOTOS PORQUE SON TAN HERMOSOS RECUERDOS.
Tan hermosos que alimentan la pena de la ausencia.

Y sabés que puteo mucho.

Te acordás de los eneros con Lu, con Jose, con Mara.
Con esos pibitos plaga.


Que lindo grupo.

Y venían los turistas...
Vos, los de Barracas.
Y el sol nos unía.

Ahora miro el sol.
Y sé que no te voy a encontrar este verano en Mar del Plata.

Pero miro el sol y te recuerdo.
Y te voy a encontrar en tantos lugares de Mar del Plata.


Miro mi documento,
o algo que diga "Antonella ARIANA Loria",
y te recuerdo.


Como en McDonalds y te recuerdo.
Miro una peli mala de esas, de las de terror y te recuerdo.

Voy a Palermo y te recuerdo. 
Y eso que jamás fuimos a Palermo juntas.


No estás ausente.
Jamás lo vas a estar.
No mientras te recuerde así.


Y la verdad pendeja, es que jamás voy a olvidarte.


Que crueldad, por Dios.

Escribo esto y lloro.
Mañana son 3 meses.
3 meses y ni una puta respuesta.

Lloro como una pelotuda.


Como esa vez que corté con Lucas en la plazita...
¿Te acordás? 
Me abrazaste y yo lloraba.

Que pendeja boluda que siempre fui.

Como buena marica que soy.
Yo llorando.


Y hace tanto que no voy a Mardel.
Desde antes de que te fueras.


Desde antes de que la muerte te cayera encima.


Hace tanto que no voy.
Y ahora no quiero ir.


Vivo justo en la esquina de esa plaza, de los recuerdos.
A 4 cuadras de esas playas, de los recuerdos.
Tan cerca de esos amigos, ya no tan amigos.
Y aún más cerca de los recuerdos.


Yo no sé, chiquita...
¿Por qué te fuiste?, tan chiquita.

O tal vez si lo sé, y eso es lo que más me duele.


Y lloro, y no quiero escribir más.
Y me da bronca, y no quiero escribir más.


O tal vez si quiera.
Tal vez quiera hacer algo.
Decir algo.
Y no sé qué es.


No me quiero imaginar lo que va a ser volver a MdP.


Ver esa plaza. 
Ver esa playa.

Esa avenida.
Ese centro.
Esa calle.

Y saber que ahí no vas a estar.


Pero a la vez vas a estar.
¿Me entendés?


Yo sé que me entendés.
Sé que allá donde sea que estés, me entendés.

Siempre me entendiste.

Y lo que es peor te debés estar cagando de risa.
Como siempre, todo es risa para vos.


Debes pensar: que gila que sos, Anto. No seas boluda.


Y entrar en la que fue mi habitación.
Ese point.

Ahí un grupo de pibitas se juntaban a ver pelis.
A chatear.
A tomar mate.
A charlar.
A maquillarse para salir.
A sentarse en la ventana.


Ver esa habitación me va a matar.

Esa habitación a la cual no vas a volver a entrar.
Ni para tomarte un mate.
Ni para cagarte de risa.
Ni para taparte la cara de miedo con las sábanas.



O tal vez estés allí, paseando, qué sé yo.
Tal vez aún quede algo de vos allí.

O acá.
O en lo de tus abuelos.
O en lo de Sofi.

Tal vez estés tomándo sol en la playa,
conmigo, con Chivi, con Jose, con So.

Tal vez pases algún día y toques timbre para ir a la plaza.
Y te va a atender mi vieja, como la última vez.
Y te va a decir: -Anto está en Capital, Ari, pero ni bien venga le aviso que estás.

Estás.
Estás.
Yo sé que estás.
En cada risa.
Que no es tan magnífica como la tuya.

En cada lágrima, de las que contadas veces te ví derramar.

En cada abrazo de reencuentro, como el que nos vamos a dar.

Sos una más de los tantos que tengo del otro lado, esperándome.
Pero a vos te debo los mates que no tomamos el último verano.

Te debo chistes.
Chusmeríos.

Y películas.

Helados de los que venden en Acevedo.
Facturas de "Los Abuelos".

Pensar que el último tiempo teníamos tantos planes de vernos.
Y siempre pasaba algo.

Me parte la cabeza pensar en eso.
En que no te ví
o en si nos hubiesemos visto.

Tengo nuestra última conversación por MSN, guardada en mi BlackBerry.
Y otras tantas en mi computadora.

Ni hablar de las que están en mi cabeza, dando vueltas.

Que feo que te hayas ido, así sin avisar.
Tan rápido.

Faltaban pocas horas para que nos reencontráramos a tomar mate,
ahí, en una plaza de Floresta.

Te extraño, pero te tengo conmigo, riéndote todo el tiempo.
Que mina divina.

Te quiero mucho amiga, espero habértelo dicho muchas veces.

Esto lo escribí ayer.
Ariana Lizarraga falleció en el derrumbe del boliche Beara.
Hoy se cumplen 3 meses.

jueves, 9 de diciembre de 2010

La audacia...





DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA - Vigésima segunda edición :

audacia.

(Del lat. audacĭa).

1. f. Osadía, atrevimiento.



Ser audaz o no serlo. Ser o no ser.
Y... siempre es el mismo dilema.
 
Cuando admiramos a alguien mucho pero mucho, casi siempre es por su audacia.
 
Yo admiro al más audaz.
Al que tiene las bolas o los ovarios para bancarse la que venga.
 
O al que siempre va más allá de los que el mundo se espera.
 
Al que se caga en el resto, pero a su vez no se caga.
Contradictorio?
 
Así soy yo, contradictoria.
 
Admiro al que busca llegar lo más lejos posible, pero para bien.
Me entienden?
 
Cristina es audaz.
Néstor lo fue más que nadie.
No sé si más que ella, no quiero detenerme en eso.
 
Ni entrar en un debáte.
Admiro a ambos.
 
Néstor fue un audaz de la vida. Y de la no vida.
Néstor estableció alianzas políticas con gente con la que no compartía mucho para llegar al Poder y después les soltó la mano para darle su mano al Pueblo argentino.
 
Se puede ser un audaz o se puede ser un garca...
La línea entre uno u otro es muy fina.
 
Cobos no fue audaz.
Cobos fue/es un garca.
Traicionó pero no por el baneficio de nadie, ni siquiera por el suyo mismo.
 
Traicionó porque es lo único que sabe hacer.
Es su único mérito.
 
Un poco de garca y gran parte de PELOTUDO.
 
La vida siempre nos pone al límite y depende de nuestra audacia seguir como el mejor o continuar como un idiota.
Algunos prefieren continuar como idiotas.
 
La política es para ambos. Para idiotas que sirven al audaz y para el audaz que marca el camino a seguir.
El audaz fija las metas, construye.
 
Me despido y espero que tomen en cuenta lo que digo, seguramente esté errada y quede como una idiota o tal vez sea lo bastante audaz como para escribir esto.
No lo sé. La crítica lo dirá, al igual que el tiempo.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Y porque esto te lo debía. Volverás y serás millones.

video

Tu vida vale un carajo....





Aunque suene duro. 
Te pareceré cruel, pero tu vida vale un carajo.


Si vivís en Capital Federal, tu vida vale un carajo.


No importa el estrato social, tu vida vale un carajo.


Si sos pobre corres el riesgo de que tu hijo se muera debajo de un puente.
Y jodete, negro. SU VIDA VALE UN CARAJO.


Y si te viene a cagar a palos la UCEP, jodete.
Es lo que votó, mucha gente como vos.
Así que morfate los golpes, es lo único que te va a dar de comer ese Gobierno.


Golpes.
Sólo golpes.


Y si sos de clase media, jodete también.
Con suerte vas a morir aplastado en algún derrumbe de esos que el Gobierno de la Ciudad licita.


Y nadie se va a hacer cargo.
A los 3 días se cambia de tema.


Tal vez te pinchen el teléfono y te repito que te jodas.
Y te lo va a decir Mauricio y Ciro James también: 
JODETE.


Jodete.


Ayer murieron 2 personas en un desalojo, en el cual hubo varios heridos.
Que se jodan.
Y lo que van a salir a decir ahora es que los pobres se tirotearon con los pobres.


No se va a implicar a la Metropolitana.


Se va a salpicar mierda para todos lados.


Como esos nenes chiquititos que hacen cagadas y acusan al resto.


Vos votaste a un pendejo de mierda.
A un inmaduro.
A un sorete.


Votaste el "Yo no fui" de Bart Simpson, así que jodete.


A un tipo re copado, que anda en triciclo amarillo.
Y es re copado, porque lo más copado es que hace que tu vida valga un carajo.


Jodete y más jodete.


Tu vida valdrá un carajo, y no importa de dónde vengas.
Valdrá un carajo igual.
En realidad YA vale un carajo.


Si sos estudiante y te recortan el presupuesto en Educación.
Jodete. 


¿Quién carajo te mandó a estudiar?
¿Para qué nutrir tu cerebro en un lugar donde tu vida vale un carajo?
Sos masoquista, lumpen.


Y si estás enfermo y tus medicamentos se vencieron en un depósito, jodete.
¿Por qué mierda te enfermaste?


Si no hay presupuesto en salud y aumenta la mortalidad infantil, que se jodan los niños.
¿Qué se creen que siempre va a ser como cuando estaba María Eva?
No, no y más no.
Que se jodan.


Solo jodete.
Jodete por todos lados.


Que se jodan los de Soldati.


Que se joda Ariana.
Que se joda Leticia.


Que se jodan los estudiantes.
Que se jodan los enfermos.


Que me joda YO.


Porque lo más pro del PRO es que pudo lograr, en tan pocos años, que tu vida valga un carajo.

domingo, 5 de diciembre de 2010

El fracaso...



Es feo fracasar.
La desilusión del día a día marca la vida de las personas.
O no?

Las pequeñas desiluciones. Pffff..... son terribles.


Ni hablar de las grandes. Jiji.


Preguntense CARAJO, por qué pongo esto.


Y es que voy a cambiar de tema y no lo sabrán hasta dentro de un tiempo.


Punto y aparte, y aparte...
...Y A APARTE, dije, mierda.

................................................................................................................................................................


El viernes a las 19hs. en un multitudinario acto, lanzó su candidatura Richard "el Jr.".
Que gran acto, rebalsaba de gente.
Repleto.
Sólo comparable con la vuelta de Perón.


Miles, millones de personas emocionadas hasta las lágrimas.
Mucha militancia jóven. Muy, muy jóven. 
De 8 a 12 años, para ser más específica, hombres con gran convicción e ideología.
También hubo gente grande, obviamente.

No se podía pasar alrededor del acto más grande de la historia del radicalismo.
Era un radio de varias cuadras alrededor del escenario.

Más de 100 mil personas que vivaban "AL-FON-SIN"
Un muy ocurrente cántico que no tiene ni comparación con los cantitos que inventa la JP.

Eso es tener cerebro.

Que magnífico: "Al-fon-sin", "Al-fon-sin".
Me pregunto ¿cómo se les habrá ocurrido?
Se partieron el bocho.

(Sobre todo porque juro que no había propaganda con tal contenido).

La ciudad y la provincia sin un sólo cartel del Lanzamiento, y sin embargo lograron una masiva convocatoria.
No se vio un sólo micro arreando gente paga, no. JAMÁS.
Eso lo hace sólamente el Peronismo.

Había una mística.
Y lo que más me impresionó fue que él no buscó parecerce en NADA a su padre.
PERO EN NADA.


...................................................................................................................................................


Ahora va la verdadera, che...
AHÍ VA...


Me vestí y pasé para ver qué onda en el acto del Ricardito.
Del cual sólo diré que fue todo lo contrario a lo expresado recién.

Si no me creen miren las amplias réplicas que tuvo en los Medios:
http://www.lanacion.com.ar
http://www.infobae.com
http://www.clarin.com

Bueno, no sean pajeros y busquen en ellos "lanzamiento Alfonsín".
Y es que claro, no hubo ninguna repercusión seria en los principales titulares de sus páginas de internet.
¿Será porque fue todo un éxito? 
¿Un crack?


Ahora volvámos al concepto de fracaso.

fracaso.
(De fracasar).
1. m. Malogro, resultado adverso de una empresa o negocio.
2. m. Suceso lastimoso, inopinado y funesto.
3. m. Caída o ruina de algo con estrépito y rompimiento.
4. m. Med. Disfunción brusca de un órgano.



Jé. 
Esto es todo por hoy.


Me despido diciendo lo siguiente: es triste que haya más gente arriba que debajo del escenario.





sábado, 4 de diciembre de 2010

miércoles, 1 de diciembre de 2010

El peronismo no se disfraza...


Muchas veces nos creemos tener el peronómetro en la mano, o en el corazón, o en la cabeza.
Si , vos pedazo de boludo, te crees que sos quién para medir quién carajo es peroncho y quién carajo no.

Vos que te basas en la historia y decís: "porque el Gral. no hubiese bancado esto". O... etc.

Vos que sos un pajero que jamás militaste, ni siquiera yendo a un acto, a una movilización, ni nada.
Ni hablar de salir a patear el barro.
O vos que si lo hiciste.

O vos que sos un simio, re gorila, re gil que dice: "yo no soy peronista, ni a palo, pero esto no es peronismo porque...". Y... nada.
Vos que sos nadie y te crees que sos todo.
Y sos un pobre pito tinellizado.
O tal vez no.

O vos que militás, laburas, moves el orto para todos lados, y sin embargo te cagas en el compañero. Porque hace más, o hace menos que vos. Entiende más o menos.
Rosquea más o menos.

Porque tiene más o menos tiempo que vos.
Porque le sale, o no le sale.

Porque banca a medias... tan a medias que parece radical.

Vos que te quejas porque algunos aparte del barrio, pateamos el Facebook, el Twitter o esta verga que estás leyendo.

VOS, ME ROMPÉS SOBERANAMENTE LAS PELOTAS.
DETESTO LO QUE HACES.

LO DETESTO PORQUE YO TAMBIÉN LO HAGO.

Somos muy, pero muy imbéciles a veces.
La paja nos mambea el coco, y parece el zamba, CON DOS FASOS ARRIBA.

Yo soy una peronista, una Negra De Mierda.
Una guacha re zarpada que labura por el Proyecto.

Que para colmo, lo milita.
Que tiene tatuada la firma de Eva, porque la admira más que a nadie en el mundo.

Que critíca algunas cosas del viejo.
Pero no se lo toques porque saca el fusil y le sacaste la Montonera de adentro, pero una montonerita que a su vez se sienta y negocia algunas giladas, casi como si fuese parida de los 90.

Que flashero que era el Pocho.
Que visionario.
Que raro.
Que inteligente.
GRAN CONTRADICTORIO.

Que horrible que lo llamé así, no?
Estoy pirada.

Cuantos muertos que hubo por pensar como nosotros.

Como vos, como yo.
Como un Dante Gullo.
O como un Aníbal F.

Todos tan cercanos, y con tantas contradicciones también.

Cuantas vidas dignificadas, a su vez, por algunos compañeros.
Y cuantas vidas destrozadas, también, por otros.

Vos también lo sos, seguramente.
(Contradictorio, cabeza de termo, de qué vengo hablando!?)

Y es que... como dijo mi jefa recién en una reunión: "el peronismo es taaaaaaaaaan amplio".

Si, tan amplio que embola.

Me jode que Duhalde sea peronista.
Me jode que Menem lo sea también.
Me indigna que lo sea un Macri o un De Narváez.
O un tibio como Reutemann. Y es que vos y yo sabemos que el peronismo jamás fue pa tibios.

No sé por qué mierda escribo esto.
No sé, pero empecé a escribir y esta porquería es lo que salió.
Disculpame, o juzgame con tu peronómetro.

A vos te digo, compañero...
Que maravilloso que es ser peronista.

Porque el verdadero peronista, o al menos el que yo considero con mi falso peronómetro, en mano, PERONISTA... ES UN SER GENIAL.

Como vos y como yo.

Que lleva a cabo en los actos cotidianos, desde el lugar que ocupa, con responsabilidad la Doctrina de Juan Domingo Perón.
Que tiene mucho de Evita, porque Evita es su bandera y la lleva a la Victoria.

Que ama a Cristina, porque claro... el que la odia para mi es un gorila disfrazado, eh.
(Aclaré que para mi, pelotudo, ya te dije que tengo el peronómetro en la mano, porque soy re heavy, re jodida).

Un peronista...
Que lloró y acampó como los Negros de Mierda en la Plaza de Mayo cuando falleció Néstor.
Que a su vez sonrió cuando vio a un compañero al que le tiene alto aprecio.

Y puteó cuando escuchó a alguien del "PERONISMO DISIDENTE" hablar de Néstor.

Que se indignó cuando los otros pescados, de esos partiditos de cuarta, de helicópteros y devaluaciones, o recortes, o alinea-patos, saltaron a decir que fue el mejor presidente de la historia.

SI ESO YA LO SABÍAMOS, TARADO.
Ya lo sabíamos, por eso soy kirchnerista también.
Y soy más peronista que vos que sos un disidente.

Aparte vos llamándote disidente, me reconocés como peronista, así que cerra el tuje.

Calzate las zapatillas y anda pal barrio para que ganemos, vos o yo, el 2011.
Ponete media pila, toga.

Sino, qué clase de peronista sos?
O qué clase de peronista soy?
YO? ya te lo dije, bobi... una Nedgra De Mierda.
Como Hank y todos esos comechorizos.

Me jui.
Un informe me espera a un costado.